Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
Terapia Infantil Gestalica

Terapia Infantil Gestalica

La concepción que tiene la Terapia Gestalt sobre el niño/a es una concepción humanista, optimista; cree en sus potencialidades y en su tendencia innata a la salud, al crecimiento, a la confianza en sus capacidades. Su ser creativo favorece su desarrollo y crecimiento integral.

Así como, una concepción holística que tiene en cuenta la globalidad del niño/a: sensorial, emocional, creativa, afectiva, intelectual, social, espiritual. La Terapia Gestalt enfatiza la visión del niño como ser en constante crecimiento, capaz de guiar conscientemente su comportamiento y desarrollar su potencial para satisfacer sus necesidades como ser único e irrepetible. Para lo que es imprescindible ejercitar su capacidad de darse cuenta de sí y de su mundo.

La terapia con niños difiere según el momento evolutivo de éste. No podemos tratar igual a un niño/a de 4 que de 10 años. No obstante, hay algo común y de especial relevancia; la importancia de su contexto familiar. A veces, una de las mayores dificultades con las que nos encontramos como terapeutas, es que no sólo se deben cumplir las expectativas del niño/a, sino que a estas se suman la de los padres.

A veces; los niños, pueden sentirse afectados por situaciones que pueden pasar desapercibidas a la vista de los adultos o que no encuentren la manera de resolver sus conflictos, aún con ayuda de sus padres. Es en estos momentos, cuando la intervención de un profesional o una terapia de apoyo emocional le dará la oportunidad de expresar y liberar sus emociones, dándose cuenta de lo que le ocurre y aprendiendo a gestionarlo.

Desde la terapia gestáltica, los conflictos se resuelven de manera lúdica y creativa, se trabaja a través del juego, los dibujos proyectivos, la técnica de la caja de arena, el cuaderno de terapia, etc…variando en función de la edad. Apoyando que la terapia sea agradable y distendida.

Para tratar a un niño/a necesitamos a su familia. Es imprescindible su apoyo y entrega para que de manera conjunta y paralela podamos ayudarle a integrar y aceptar situaciones o experiencias difíciles o traumáticas, como: separación de los padres, nuevas parejas o miembros de la familia, enfermedades, la muerte, dificultades para expresar, celos, miedos, tristeza... que el niño ha de tratar de aceptar, integrar y superar. A veces, desde la familia se nos pide que se cumplan sus expectativas, no las del niño. No obstante, el terapeuta ha de dar prioridad al niño y aprender a que no interfieran en su trabajo. Después todo confluye.

El terapeuta infantil ha de adentrase en el pequeño Universo del niño/a, con una actitud de respeto, de curiosidad y de querer saber sobre él. Es fundamental crear un espacio en el que el niño se sienta seguro, aceptado, querido y respetado. El papel del terapeuta es apoyar al niño en que pueda ir mostrándose, respetando su ritmo, escuchándole y recuperando lo corporal, lo instintivo, lo expresivo.

María Gómez Aparicio.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

678371369

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.