Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
Reiki : El Camino de la Práctica Responsable y Consciente

Reiki : El Camino de la Práctica Responsable y Consciente

A lo largo de mi camino, me he encontrado a numerosas personas que practican, otras que no y otras que dudan sobre el potencial y la seriedad de Reiki.

Lo que me llama la atención es que haya personas que hayan llegado a la maestría de Reiki y no sepan qué significado tiene ni qué método les ha sido transmitido. Entonces, me pregunto, ¿qué sentido tiene llegar a pasar por los niveles?, invito a la auto-reflexión.

Ser maestro requiere transmitir y mostrar las enseñanzas de la Fuente y sobre todo, tener una práctica activa sobre sí mismo para comprender en primera persona de qué trata y poder  mostrar o acompañar hasta donde pueda, habiendo experimentado su camino y su proceso dando luz a las personas que inicie en esta hermosa disciplina japonesa, pues es una disciplina que nos hace evolucionar.

Es de gran responsabilidad este camino, pues una sesión de Reiki a partir del segundo nivel conocidos los símbolos potenciadores de energía, afecta a nivel emocional y mental, además del físico que incluso sin símbolos se ve afectado a través de las manos del Shoden o iniciado en Reiki, primer Nivel.

Para llevar a cabo el camino iniciático de Reiki, ha de ser un proceso orgánico, es decir, que sea tu propio Guía interno (Yo Superior) el que te oriente a través de su práctica. Y debes saber que Reiki es un contacto también con energías de alta vibración en las que se encuentran las de nuestros guías, protectores y maestros. Esto si lo haces diariamente lo vas a comprobar en ti y por ti mismo, y vas a verificar que lo que conociste desde el raciocinio dista de lo que practicas, y que la meta hacia la que querías ir se va transformando en algo más sensorial y nutritivo. En analogía a sembrar en un huerto ecológico a hacerlo en una industria de cultivo de setas.

No se trata de creer o no creer, sino de experimentar en uno mismo y ver hacia donde te dirige la transformación, pues a cada uno, por su experiencia de vida, le afecta de forma diferente según lo que necesite y haya aprendido o por lo que haya sido condicionado en su entorno.

Reiki proporciona salud, física, mental y emocional y la transformación requiere afrontar el cambio, al igual que un tronco de madera se expone al fuego para dar energía y deja de existir como tal. Es decir, una vez que la persona que lo practica, activa o pasivamente, se da cuenta de alguna dificultad que le impide continuar en su vida evolutiva natural, trabajarla es la opción para que no siga apareciendo, y no ocultarla  obviándola, pues sigue despertándose hasta que la tratemos como adultos y de forma amorosa la miremos y conversemos con ella. Si no lo hace o no sabe qué hacer con ella, la esconde conscientemente aunque el subconsciente te dirige continuamente a ella para superarla y para ello, trabajarlo a nivel individual y grupal con especialistas es crucial.

Por tanto, Reiki no es una herramienta de entretenimiento o salvación para los demás. Sino una herramienta poderosa que utilizamos y canalizamos gracias a parte de nuestro sistema energético, que debemos conocer desde la experiencia, ya que provoca “despertares”, a veces duros de afrontar, que deben ser atendidos y acompañados por terapeutas formados, desde la humildad, respeto, la sencillez, la responsabilidad, el silencio, el propio cuidado, la salud, la propia práctica y la compasión. Dicho de otro modo, de tú a tú, conociendo el camino.

Y solo se puede tener compasión y cuidado si me pongo en tu lugar, y esto solo se produce cuando antes he calzado tus sandalias o mejor dicho, cuando antes he calado unas sandalias para mí mismo y he comenzado mi propio camino atento siempre a aquellos valores mencionados.

Esto es difícil pues en Occidente es difícil el compromiso con uno mismo, pues nos han enseñado a atender a los demás antes que a uno. Y cuando lo hacemos a nosotros, lo confundimos con egoísmo y esto no está bien visto en nuestra cultura.

Para ello, hemos diseñado un programa que eduque al alumno Reiki bajo las enseñanzas, no mías, sino de Reiki Tibetano, apoyándolo con mi experiencia diaria de años conmigo y con pacientes, con mi formación en terapia humanista, para comprender qué es y lo pueda utilizar dándole el valor que le corresponde para transmitirlo, si quiere, con verdadera comprensión a otras personas.Y si no es el caso, que lo comprenda en sí mismo.

Muchas personas lo utilizan para salvar a otras, las de su entorno, y esto alimenta a su Ego (yo inferior), pues cuando uno no lo practica en sí mismo antes de hacerlo a los demás, significa que lo hace desde la carencia, aspecto neurótico que invade nuestra sociedad, que es tener falta de algo, y añado de forma personal, aparentar que tengo. Solo se puede dar si se tiene, solo se puede ser generoso, si se tiene antes para sí. Y Reiki no es solo dar energía a través de las manos, es dar soporte a las personas que van destapando dificultades y traumas de su vida, si no, carece de sentido este proceso.

Mikao Usui, consideraba que el proceso o preparación de un Shoden debe estar en torno a un año  a dos de práctica. Este camino que se abre ante sí, es el que podrá transitar con otros, cuando entienda el sentido de la práctica en diferentes momentos de su vida y distintas circunstancias. Transitará por la depuración, crisis, silencios, inestabilidad emocional, y finalmente equilibrio para afrontar cualquier situación, por desagradable que sea. Es tener una nueva y clara visión de la vida, aceptándola tal cual va llegando y a un ritmo natural, sin forzar y a la espera de lo que llegue, como las plantas silvestres esperan el agua que caiga del cielo. Ellas no tienen otros recursos, nosotros sí que somos móviles para trasmitir y dirigirnos e ingeniar, siempre desde la experiencia.

Serán bienvenidas aquellas personas que estén interesadas por conocer Reiki, aquellas que lo dejaron aparcado en algún momento de su vida, aquellas que quieran tener una experiencia y un conocimiento riguroso y profundo de las herramientas que se utilizan para este camino. Aquellas que no le encuentren un sentido a  Reiki y les quieran dar una nueva oportunidad, a personas responsables que quieran alejar la definición y el sentido de Reiki del lado peyorativo que contiene la palabra que muchas veces lo califica de esotérico y a personas con alta sensibilidad que no sepan gestionar sus emociones (PAS) les ayudará a canalizar esta sensibilidad y a comprender.

Mª Belén López de la Casa

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.