Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
¿Me quiero o no me quiero?

¿Me quiero o no me quiero?

A veces nos preguntamos si nos quieren o no nos quieren, pero es más importante preguntarnos: ¿me quiero o no me quiero?

Estar soltero, en pareja o atraer el mismo perfil de personas no es fruto de la casualidad...

Atraemos todo aquello que permite sanar nuestras historias personales y nos hace evolucionar.

Nuestro inconsciente nos hace repetir historias de nuestros antepasados y también evitarlas para que no vuelvan a tener lugar esos impactos emocionales que se transmiten a lo largo del clan familiar. De esta manera nuestro libre albedrío se encuentra limitado y nuestro consciente no entiende cómo volvemos a cometer los mismos errores.

Cuando nos preguntamos por qué estamos solos o por qué no nos funcionan nuestras relaciones de pareja, y nos enfocamos en culpar al otro o a nosotros mismos, podemos perdernos en un laberinto en el que no encontramos una salida para encontrar el amor.

Cuando buscamos a alguien que nos haga sentirnos bien, hemos de tener en cuenta que si pretendemos satisfacer nuestras carencias, vamos a reforzarlas y a dejar en manos del otro el poder de sentirnos bien.

Nuestro modelo del amor se ha generado en nuestra familia y complementado con nuestras experiencias fuera de ella y con las creencias que la sociedad pretende imponernos.

Los juicios que hacemos sobre los demás nos muestran aquello que no nos gusta de nosotros mismos, esa falta de amor en el dar y en el recibir.

Por ello antes de buscar una relación es bueno analizar nuestras necesidades, ser conscientes de ellas, ver los aprendizajes trasmitidos en el árbol genealógico con respecto a las relaciones de pareja, cortar simbólicamente con esa información heredada y realizarnos un trabajo personal para satisfacernos a nosotros mismos y elegir desde la libertad emocional nuestras vidas.

Por eso para encontrar el amor hemos de sanar las historias de nuestros antepasados, llevar el amor a cada persona de nuestra familia para que no sea trasladada a otro escenario con diferentes personajes, como en el trabajo o en el entorno de los amigos. Y hemos de ofrecer el amor sin expectativas, sin querer cambiar al otro, desde un estado de libertad, sin egoísmo, donde la responsabilidad sustituye a la culpabilidad, donde nuestro enfoque es el de dar más amor y no culpar al otro, donde la madurez emocional equilibra nuestras vidas porque cada día nos acercamos a la capacidad máxima de amor de nuestro corazón.

Son indispensables los ejercicios del perdonar para luego dar paso a entender que no hay nada que perdonar porque así no nos sentimos superiores al otro, de pedir perdón al otro y a nosotros mismos para honrarnos y no culpabilizarnos, y de ejercer el amor por encima de todo, ya que dando amor al otro nos lo estamos dando a nosotros mismos.

De esta manera dejamos de hacer juicios y vamos viendo al otro con más virtudes y menos defectos, al ver nuestro crecimiento en el amor reflejado en la otra persona.

Tras una ruptura hemos de abrazar la soledad para querernos más, y preguntarnos no el por qué sino el para qué de esa unión entre dos personas, para obtener el aprendizaje desde el amor y no repetir curso por no haber visto la lección.

Cada relación de pareja es un puzzle para que sea completado nuestro corazón.

Y quien decida vivir sin pareja y desde el no juicio, está optando por otra forma de amor en la que puede disfrutar de sí mismo, de las relaciones humanas, de un animal de compañía, de la naturaleza, de la música, del silencio o de cualquiera de los infinitos papeles que el amor puede interpretar.

Si deseas amor en tu vida: ama para ser amado y ámate para que te amen.

Existen dos caminos en la vida: el del miedo y el del amor.

Así que no te quejes porque sólo tú eliges, y cada situación que llega a tu vida la atraes para verificar esa elección.

Amén.
Fernando Recio.

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.