Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
Maestros, Espejos y Reconciliaciones

Maestros, Espejos y Reconciliaciones

A lo largo de nuestra existencia nos cruzamos con personas que nos ayudan a crear el escenario de nuestra evolución. Conscientemente o no, elegimos relacionarnos para enfrentarnos y retarnos a todo aquello que queda por desvelar.  Mientras nuestra parte ciega sigue su curso, evitamos desarrollarnos en nuestro potencial, fijando sólo nuestra atención en aquellos conflictos externos y situaciones que frenan continuamente nuestro flujo interno. Personas a las que juzgamos por lo que hacen o no, lo que dicen, lo que son. Situaciones en las que nos sentimos víctimas, agredidos,  porque el otro o el mundo mismo, no cubre nuestras expectativas para hacer de la nuestra, una vida feliz.

¿La felicidad existe?

Esa es la pregunta que suscita muchas respuestas, pero sólo tiene una desde la esencia primigenia de lo que somos; Sí existe.
La felicidad no está en ningún lugar ni recodo que puedas buscar, porque todo lo que sea una búsqueda fuera de ti será fugaz y efímera.
La verdadera  felicidad es un estado interno,  sucede y se descubre a medida que la visión deja de proyectarse en el exterior y se dirige enteramente al interior. La presencia de sentirse dentro más allá de las barreras. Profundizar en el conflicto exterior para explorar qué es lo que sucede dentro, para dinamitar el dolor y convertirlo en la llave de paso hacia la expansión de uno mismo. Cada reflejo externo que nos duele es una proyección de nuestro inconsciente dormido, los mensajes que nos enviamos a nosotros mismos a través de los demás para descubrir quién somos sin veladuras. Cada relación que tenemos, cada expresión que molesta en nuestro hábitat es el instrumento para llegar a nuestra música. Todo aquello que rechazamos del otro es lo que no abrazamos en nosotros. Cada dificultad puede ser trascendida, transformada y liberada.

La felicidad es una decisión, un camino de discernimiento para desapegarse de lo que no es nuestro y sí lo es, aunque en realidad todo es una formación de nuestra creación.
Cada persona con la que nos relacionamos y tenemos un conflicto, cada situación, emoción, es un camino para crecer, una decisión que se toma con destino al autoconocimiento, la aceptación profunda y la compasión hacia uno mismo. Aceptar que eres plenamente responsable de lo que eliges y de la forma en que te desenvuelves en tu vida, es el camino hacia la felicidad.
Los maestros, sean éstos situaciones o personas, a veces no son agradables, pero dependerá del camino que escojamos que esas lecciones pasen a ser aprobadas, o por el contrario se repetirán una y otra vez creando así la rueda sistémica.

Aceptar y agradecer

Aceptar no es resignarse, es un concepto que hay que tener claro. Aceptar es entregarse por entero al dolor, sea del origen que sea. Entregarse al conflicto, a la discordia interna y externa. Aceptar es un acto de amor, el primer paso para dejar la lucha y provocar un  movimiento distinto dentro. Aceptar es dejar el juicio de lado y el pensamiento recurrente a intelectualizar. Aceptar es prestar atención plena al diálogo interno, en la respiración, en el cuerpo, en la emoción...sin recurrir constantemente al desequilibrio de la balanza, sopesando, juzgando....

Y al aceptar,  todo fluye, las corrientes se tornan más intensas,  sin  retener ni controlar. Se suaviza desde el corazón la estrechez del cuerpo y la contundencia del pensamiento.  La expresión interna cambia al ver el aprendizaje más allá de las barreras, como un esbozo que deja de serlo y se manifiesta en la gratitud de ver que, todo fue puesto por ti para que transformaras tu vida, tu realidad y tu mundo.

Esther García Prieto

Actividades en Biotienda

En este momento no tenemos nuevos contenidos en esta categoría

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.