Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador

Cuentos para el Alma

En esta sección queremos compartir todos esos cuentos, esas historias, esas anécdotas, todo aquello que llega a nuestro Niño Interior y le hace recordar quién ES. Estos cuentos existen desde siempre, en todas las culturas; y algo curioso: los personajes se repiten en todas ellas.

Estas narraciones han acompañado y estarán con el Ser Humano mientras éste exista. Es la forma con la que el Universo nos enseña a todos. No importa el nivel cultura, si se sabe o no escribir, si se sabe o no leer; en el poblado más interior del Amazona se cuentan historias, en las montañas más alta, en los pueblos del Tibet se cuentan historias, en el desierto del Sahara se cuenta historias, en los fríos hielos del polo se cuentan historias. Porque lo Verdadero está en el Corazón y allí donde haya Vida éste habla.

Si tu Corazón quiere Compartir una de estas historias, no lo dudes, enviasnola y la haremos, desde estas páginas, llegar a todos.

El árbol de las preocupaciones

Un rico comerciante contrató a un carpintero para restaurar una antigua casa colonial. Como el comerciante era de esas personas a las que les gusta tener todo bajo control y le preocupaba que el trabajo no quedase bien, decidió pasar un día en la casa, para ver cómo iban las obras. Al final de la jornada, se dio cuenta de que el carpintero había trabajado mucho, a pesar de que había sufrido varios contratiempos. Para completar el día de mala suerte, el coche también se negó a funcionar así que el empresario se ofreció para llevarle a casa. El carpintero…

El pequeño pez

«Usted perdone», le dijo un pez a otro, «es usted más viejo y con más experiencia que yo y probablemente podrá usted ayudarme. Dígame ¿Dónde puedo encontrar eso que llaman Océano? He estado buscándolo por todas partes, sin resultado». «El Océano», respondió el viejo pez, «es donde estás ahora mismo». « ¿Esto? Pero si esto no es más que agua… Lo que yo busco es el Océano», replicó el joven pez, totalmente decepcionado, mientras se marchaba nadando a buscar en otra parte.

Pureza de Corazón

Se trataba de dos ermitaños que vivían en un islote cada uno de ellos. El ermitaño joven se había hecho muy célebre y gozaba de gran reputación, en tanto que el otro anciano era un desconocido. Un día, el anciano tomó una barca y se desplazó hasta el islote del afamado ermitaño. Le rindió honores y le pidió instrucción espiritual. El joven le entregó un mantra y le facilitó las instrucciones necesarias para la repetición del mismo. Agradecido, el anciano volvió a tomar la barca para dirigirse a su islote, mientras su compañero de búsqueda se sentía muy orgulloso por…

El colador y el agua

Un grupo de devotos invitó a un maestro de meditación a la casa de uno de ellos para que los instruyera. El maestro dijo que debían esforzarse por liberarse de reaccionar en demasía frente a los hechos de la vida diaria, por lograr una actitud de reverencia, y por adquirir la práctica regular de un método de meditación que, a su vez, les explicó en detalle. El objetivo era darse cuenta de que la vida divina está presente en todo. Es estar conscientes de esto no sólo durante el período de meditación, sino constantemente, en lo cotidiano. El proceso es…

“EL HILO ROJO” Cuento popular chino (liao yanping)

Érase una vez, en la china antigua, un alto funcionario llamado Wu quien, después de diez años de casado, no tenía ningún hijo. Preocupado por el tema, el matrimonio acudió a todo tipo de sabios y medicinas milagrosas, pero ningún niño les nació. Una noche, pensando en el problema, el funcionario no pudo dormir y se fue a pasear por el parque que estaba detrás de la casa, donde se veía la luna llena, tan redonda como un plato. El hombre sintió un escalofrío al recibir el viento fuerte nocturno y decidió volver a casa cuando, de repente, entrevió una…

El tiempo del sueño

En el origen de los tiempos no había nada. Nada, excepto el Gran Espíritu Creador de la Vida. Por mucho tiempo no hubo nada. Entonces, un día, el Gran Espíritu empezó a soñar… En la vacía oscuridad soñó con el Fuego, que ardía fulgurante en la mente del Gran Espíritu Creador de la Vida. Tras esto, soñó con el Aire y el Fuego cobró vida bailando y girando en su compañía. Luego vino la Lluvia. Por mucho tiempo, la batalla entre el Fuego, el Aire y la Lluvia causó estragos en el Sueño pero al Gran Espíritu le gustó, así…

EL CIELO Y EL INFIERNO – TÚ ELIGES

Un hombre murió y como había sido un hombre Muy Bueno, le dieron a escoger entre pasar la Eternidad en el Cielo o el Infierno ¡Como él quisiera! Como cuando el hombre estaba vivo, había sido Profesor de Lógica, pidió que le mostraran el Cielo y el Infierno, para poder escoger con Lógica. El Ángel estuvo de acuerdo a esa petición, así que primero lo llevó al Infierno. En el Infierno, el Hombre vio una gran mesa donde estaba servido un Maravilloso Banquete. Allí se encontraban los más exquisitos manjares que se pudiera imaginar. Al ver esto el hombre dijo…

En busca de la aguja perdida

Una tarde, en una pequeña aldea donde todos se conocían, cuando ya el sol se disponía a dejar paso a la noche, un grupo de jóvenes vieron a la mujer más anciana del lugar buscando desesperadamente algo frente a su choza. Todos se acercaron a la pobre anciana para ver si la podían ayudar. ¿Qué le pasa? ¿Qué ha perdido? ¿Le podemos ayudar? -le preguntaron. La anciana con tono triste contestó – perdí mi aguja de oro… Al oírla, los jóvenes se pusieron a buscar, pero de repente uno de los jóvenes dijo: Pronto anochecerá, esto es muy extenso y…

El corazón más hermoso

Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ni máculas ni rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar. De pronto un anciano se acercó y dijo: "¿Por…

El gran palacio de la mentira

Todos los duendes se dedicaban a construir dos palacios, el de la verdad y el de la mentira. Los ladrillos del palacio de la verdad se creaban cada vez que un niño decía una verdad, y los duendes de la verdad los utilizaban para hacer su castillo. Lo mismo ocurría en el otro palacio, donde los duendes de la mentira construían un palacio con los ladrillos que se creaban con cada nueva mentira. Ambos palacios eran impresionantes, los mejores del mundo, y los duendes competían duramente porque el suyo fuera el mejor. Tanto, que los duendes de la mentira, mucho…

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.