Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador

Compostar en casa

Estamos acostumbrados a sacarnos la basura de encima lo más rápido posible. El sistema de recogida de residuos municipal es una herramienta eficaz que nos permite apartar el problema del residuo de nuestra casa. Pero este sistema que externaliza la gestión de la basura de nuestra vida cotidiana tiene un precio: vertederos, costes de gestión, contaminaciones,… y la consecuencia más negativa, que es la falta de conciencia que habitualmente tenemos sobre este tema.

Cuando un residuo está cerrado en una bolsa de basura y atraviesa la puerta de nuestra casa, inconscientemente deja de ser un problema. El nivel de conciencia es tan bajo que la administración se ve obligada a hacer campañas para que pongamos el residuo en el lugar adecuado, cosa que tendría que ser de lo más fácil. Es lo que yo denomino “síndrome de la alfombra”, o sea, la percepción de que un problema no existe si no lo veo, como si escondiéramos la basura bajo la alfombra y nos lo olvidáramos.

Los residuos orgánicos son una parte importante de la basura, del orden del 50% de promedio en muchos hogares y son uno de los pocos residuos que podemos transformar en casa en algo útil y valioso, el compost. El compost es un adobo orgánico de alta calidad que puede permitir nutrir las plantas del huerto. La proliferación de huertos urbanos en azoteas y balcones es una buena oportunidad para promover la realización de compostaje en pequeños espacios. De todos modos, una finalidad importante del compostaje a muy pequeña escala es romper el “síndrome de la alfombra” y hacernos más conscientes del valor de reciclar y reducir los residuos producidos en nuestros hogares.

Compostar en pequeños espacios es sencillo, pero no es tan fácil como algunos se piensan. Hay diferentes técnicas posibles: pilas, cajas, compostadores rotativos, vermicompostaje, compostadores electromecánicos y combinaciones de varias de estas técnicas. Los principios son los mismos, pero elegir una técnica adecuada depende del tipo y cantidad de residuo del que disponemos, y del espacio y condiciones que tengamos en casa. Podemos hacer compostaje en cualquier situación, tanto si tenemos un jardín con espacio y bastante cantidad de residuos de diferentes tipos, como si sólo tenemos un rincón dentro de casa con muy poco espacio y sólo residuos de cocina. Evidentemente, la calidad y cantidad de compuesto será diferente en cada caso.

Sea cual sea la técnica que elijamos utilizar, hace falta una dosis importante de motivación y determinación. Estamos demasiado acostumbrados a la asepsia, y compostar no es una actividad que se pueda promover fácilmente en cualquier familia. Muchas veces los usuarios de los huertos urbanos se escandalizan cuando empiezan a observar que el huerto abre la puerta a la biodiversidad y aparecen insectos; algunos son plaga, pero también insectos beneficiosos polinizadores y depredadores de plagas. Aceptar y aprender a gestionar esta biodiversidad es un pequeño reto para el usuario urbanita, demasiado acostumbrado a la asepsia. Si esto es así para el huerto, para el compostaje es mucho más intenso. Hay pocos elementos en un jardín que atraigan tanta vida como un compostador. Los compostadores son una “granja” de microorganismos, hongos y bacterias, que no paran de trabajar para nosotros, y también una atracción para insectos y, en consecuencia, pájaros y otros seres vivos que se alimentan de los insectos. Gestionar esta explosión de vida, evitar malos olores y conseguir un proceso rápido es una tarea que requiere constancia y dedicación. Son muchos los usuarios noveles que han desistido después de los primeros fracasos.

No tengo ninguna duda: el futuro va por aquí, ser más conscientes de los residuos que generamos. Y hacer compostaje en casa es un primer paso.

 

 

Josep M. Vallès Casanova

Horticultor urbano e Ingeniero Agrónomo

www.edicionesdelserbal.com

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.