Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador

Enrique Barrios

Enrique Barrios, escritor chileno-venezolano, se considera ciudadano del planeta Tierra. Ha vivido en numerosos lugares a lo largo de su vida, como Perú, Estados Unidos, España, Australia, Francia, Argentina, hasta establecerse definitivamente en Brasil.

Viajero incansable, ha dado una vuelta completa al mundo, y ha sabido sintetizar en su obra literaria su experiencia y su conocimiento en un poderoso y a la vez sencillo mensaje de Amor Universal. Propugna una sencilla “Teología del Amor” como filosofía de vida que, paso a paso, nos conducirá a un crecimiento personal positivo, que a la vez llevará a un Mundo y a una Humanidad mejores.


Cuenta con una extensa bibliografía, que no para de reeditarse en medio mundo. Su obra más popular y entrañable es, sin duda, el best-seller de la trilogía de Ami (varios millones de ejemplares vendidos), libros que han sido oficialmente reconocidos como material didáctico en varios países, entre ellos Chile y Argentina, y que han sido traducidos a catorce idiomas. Su otro título más difundido es El Maravilloso Universo de la Magia, un viaje iniciático para el lector y, para muchos, su obra más importante. Algunas de sus otras obras son Carta de Dios para Ti, Mensaje Acuariano, Cuentos de Amor, Estrellas y Almas Gemelas, Dios para locos bajitos o El Color de las Aguas.


P.: Usted habla de la idea de Dios como “la Fuerza Amor que creó y sostiene al Universo”. ¿Cómo es eso?

E.B.: Tal como suena. Luego de una importante experiencia interior que me mostró esa nueva visión de Dios, ahora yo interpreto muchas cosas de los libros sagrados de una forma más clara y sencilla.
Por ejemplo, vea qué le parece esto: “En el principio era el Amor, el Amor estaba con Dios y el Amor era Dios”. Porque eso del “Verbo”, algo que nadie sabe con claridad a qué se refiere, desde esta nueva óptica queda claro y diáfano: Amor. Vea esto otro: “Amo, luego existo”, porque antes que el pensamiento, está el Amor, el origen de todo. Para mí, el Amor es el Alfa y el Omega, el Camino, la Verdad y la Vida; o sea, Dios. Además: "Nadie llega al Padre si no es a través del Amor", lo cual no es más que obvio ahora para mí.

P.: ¿Cómo es posible que las grandes religiones nos presenten a menudo dioses que llegan a ser antagonistas?

E.B.: Porque la Humanidad viene apenas saliendo de la barbarie, de su prehistoria, y todavía no lo hace del todo, como veremos apenas pongamos un noticiero en la TV; pero vamos evolucionando poco a poco. Entonces, resulta normal que hace milenios los hombres fuesen todavía más “bárbaros” que hoy, y que hayan creado teologías con algo de cavernícola. ¿Cómo podemos concebir un Dios que se satisfaga con nuestro sufrimiento o que fomente “guerras santas”?... Eso no es cosa de Dios, que es Amor, sino de hombres que interpretan las cosas sagradas desde la oscuridad de la caverna de la cabeza y del corazón.

P.: ¿Podríamos decir que el mayor enemigo de Dios es el ego? ¿Qué es el ego?

E.B.: Yo no veo a Dios como teniendo enemigos, pero sí creo que el mayor enemigo del hombre en su camino hacia Dios, o sea, hacia el Amor, es el ego. El ego es una especie de coraza que nuestra enferma "civilización" nos ha obligado a usar para protegernos de los "cavernícolas" de los que hablamos antes. Pero la solución no es acorazarnos más, sino ayudar a que la barbarie disminuya, para que no tengamos que protegernos mediante esa coraza. Por eso justamente nos dedicamos a enseñar acerca de estas cosas. Miles de testimonios provenientes de todo el mundo me indican que son muchísimos los "cavernícolas" que dejaron de serlo gracias a alguna de nuestras obras literarias. Y ahora también gracias a nuestro Instituto Ami-Ophir.

P.: Su obra ha sido leída por algunos millones de personas en distintos países. ¿Cree usted que ella ha contribuido de algún modo en la construcción de una Humanidad más amorosa?

E.B.: Por supuesto que sí. Una obra que haga cambiar positivamente a una sola persona, ya ha contribuido en pro de un mundo mejor, así que si ha hecho cambiar positivamente a miles, tanto mejor.

P.: Hay un momento de inflexión en su vida: la madrugada del 19 de septiembre de 1984, cuando usted se ve muy cercano a la muerte. ¿Podría hablarnos de la influencia que este suceso tuvo en su vida literaria?

E.B.: En mi vida literario-espiritual, diría yo. Porque creo que el mismo hecho de haber estado tan cerca de la muerte me hizo comprender que lo único que me aferraba a la vida eran afectos, o sea, Amor. Una semana después surgió la claridad en mí acerca del concepto “Dios Amor” y, desde entonces, todo lo que escribo es inspirado por ese concepto base. Así que podría decir que esa experiencia del 19 de septiembre me abrió los ojos para que yo pudiese comprender que Dios = Amor, y que el mismo hecho de haberlo comprendido, me brindaba una labor de enseñanza de extrema importancia para la humanidad, en primer lugar a través de mi obra literaria.

P.: Usted ha hablado, a veces, de que las Escuelas Esotéricas deben ser algo fundamentalmente privado o secreto. ¿Por qué?

E.B.: No es que yo haya dicho que deben ser, sino que lo son desde hace milenios. La misma palabra “esotérico” lo dice, porque significa reservado, privado, limitado, secreto, etc. El conocimiento superior tiene que ser secreto por varios motivos.

Primero, porque entrega poder, y ya hemos hablado acerca de la barbarie humana, así que si no “filtramos” el acceso a tales conocimientos y caen en manos de “cavernícolas”, y luego hacen daño a otros, quien haya entregado esos conocimientos tiene su parte de culpa en el daño causado, según la Ley del Amor y según el karma.

Otra de las razones es que parte del conocimiento entregado, a veces es algo tan sencillo, que una persona sin cierto conocimiento previo, gradual, podría matarse de la risa y decir que eso no es más que chifladura. Y eso mismo indica que otra de las razones de tal prudencia consiste en que es necesario ir adquiriendo gradualmente tal conocimiento, y no para cualquiera, sino para personas probadas. Las pruebas son indispensables en el esoterismo.

P.: ¿No cree usted que la Sociedad de la Información puede brindar excelentes herramientas para una mayor divulgación de su “Teología del Amor”?

E.B.: Sí, por supuesto. Por eso estamos en Internet. Aunque yo no pienso tanto en términos de “teología”, sino de hacer algo para enseñar a que seamos mejores personas y el mundo cambie positivamente.

P.: ¿Cuál es su opinión acerca de las numerosas profecías que se están divulgando en la actualidad, referentes al año 2012? ¿Cree usted que todavía tenemos alguna posibilidad de dar marcha atrás?

E.B.: No puedo afirmar nada acerca del año 2012, sólo tengo mi opinión al respecto. Desde hace unos pocos años, eso se rumorea. Yo no le di importancia al asunto, igual como no le di importancia a los variados anuncios de fin de mundo para diversas alineaciones planetarias, ocurridas a mediados y fines del siglo pasado, tampoco al cambio de milenio con la llegada del 2000 y 2001. Recordemos que en el año 999 hubo terror colectivo porque se iba a cumplir "El Milenio", proclamado en el Apocalipsis como plazo final de la Humanidad; millares de almas "piadosas" regalaron todos sus bienes a la Iglesia... y se pusieron a esperar aterrorizados el Juicio Final, mientras otros miles no quisieron ser consumidos por "la furia de Dios" y decidieron suicidarse antes. Pero no pasó nada, y para el milenio siguiente tampoco.

Y aquí estamos, y ahora se nos dice que la cosa es para el año 2012... Igual podría suceder algo, siempre podría suceder algo, independientemente de las profecías. Acerca de las amenazas que se ciernen sobre la Humanidad por culpa de los malos manejos humanos sobre el planeta, Ami nunca dijo "no va a pasar nada". Lo que dijo fue que había dos posibilidades: o arreglamos nuestras cosas por las buenas, por el camino de la cordura, del Amor (y en eso estamos junto con Ami todavía), o si no... y ahí se puso serio por vez primera.

Y han pasado 22 años y las cosas no han cambiado como deberían, sino al revés, así que la realidad nos obliga a ver más lejana la posibilidad amable y más probable la dura. Pero así y todo, debemos mirar eso del 2012 con cierta reserva: ¿Quién es el sabio iluminado que echó a rodar esa bola? Si es tan sabio, ¿por qué no se ha destacado como una Luz para la humanidad que tanto la necesita, en lugar de tender negras nubes de temor y angustia? Lo que pasa es que a mucha gente le encanta la posibilidad del fin del mundo y de la destrucción definitiva de la Humanidad... así de “luminosas” son sus almas... ¿Estamos o no todavía en la caverna?

P.: Sus obras se han traducido a más de una decena de idiomas, se dispone a conquistar el mercado chino, su Instituto Ami-Ophir funciona de maravilla… ¿le queda tiempo para pensar en nuevos proyectos?


E.B.: Sí, por supuesto, de eso se trata. De crear iniciativas que ayuden a mejorar este mundo, en lugar de darlo todo por perdido y cruzarse de brazos. Tal vez justamente para no tener que hacer nada positivo es que algunos prefieren creer en la posibilidad negativa, como una excusa. Nosotros tratamos de no pensar lo peor, lo "pésimo", o sea, no somos "pesim-istas"; preferimos pensar lo "óptimo", o sea, somos "optim-istas". Cada cual sabrá lo que le gusta más, según la oscuridad o luz de su propia alma.
 

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.