Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador

Entrevista a Gloria Oñoro

Hay mucha bibliografía sobre lo que los aceites esenciales pueden hacer por nosotros a nivel físico, si son bactericidas, carminativos, antipiréticos,… Pero no existe mucha información acerca de lo que pueden ayudarnos a nivel emocional.

P.: ¿Cómo se te ocurrió emplear los aceites esenciales como forma de trabajo personal?

G.O.: Tal vez, tenemos en mente que para esto ya existen las Flores de Bach y no relacionamos a los aceites esenciales con esta faceta de trabajo personal.

Pero esta creencia es errónea, porque estas sustancias provenientes en la mayoría de los casos de la destilación al vapor de diferentes partes de las plantas, pueden ser una herramienta muy valiosa para el ser humano, tanto a nivel psicológico como emocional.

Definitivamente, las plantas, están aquí para hacer un trabajo energético que ayude al resto de los seres del planeta.

Ningún vegetal crece porque sí y de forma aleatoria o casual. Todas las plantas, nacen de forma natural en donde son necesarias para armonizar algo.

Ni siquiera elegimos de forma casual o por simple predilección las plantas que sembramos en nuestro jardín. Cuando vamos al vivero, de forma inconsciente, seleccionamos aquellos vegetales que podrán ayudarnos silenciosamente a equilibrar nuestras energías.

Quiero decir, que en tu jardín, las rosas, la lavanda, el tomillo o el limonero, no están ahí por casualidad. Los elegiste porque necesitabas lo que ellos tienen para ti y los sembraste donde mejor pueden hacer su tarea.

Con toda esta información, se me ocurrió… ¿y si pudiésemos hacer una fragancia personalizada para cada ser humano en el momento actual?, y ahí comenzó este proyecto que está dando unos resultados geniales.

P.: ¿Pero como puedes realizar una fragancia totalmente personalizada que ayude a la persona si ni siquiera la conoces?

G.O.: Para descubrir el mensaje de cada especie vegetal, hay que hacer una práctica de centrado y conexión a tierra. Parar la mente y activar el corazón. La mente no sirve para este menester, no fue creada para esto y puede ser más bien un estorbo con sus prejuicios.

Las plantas no hablan con palabras, como los animales tampoco lo hacen. Ellas se expresan con emociones y con imágenes a las que tendremos que poner palabras nosotros después,  para que el resto de los humanos pueda entender el mensaje.

A esta práctica, hay quien le llama “re-sentir”, o sea, más que sentir. El nombre es lo de menos, lo más importante es que todas las personas pueden hacerlo, todas tienen lo necesario para poder comunicar con otras especies, pero nadie nos enseñó como se hace.

Con el nombre completo de alguien y su fecha de nacimiento, que constituyen la huella dactilar energética de la persona, se puede crear una formulación de aceites esenciales única para ella.

P.: Pero entonces la persona no puede elegir los aceites que quiere que vayan en su formulación, ¿no?

G.O.: Nunca sabemos a qué va a oler el resultado final, porque no sabemos qué aceites esenciales necesitará ni cuantas gotas de cada uno de ellos entrará en su fórmula personal. Tampoco se mantendrá estable el olor en el tiempo, porque los aceites esenciales son moléculas muy complejas que tienen diferentes velocidades de evaporación, lo cual hará que la fragancia vaya cambiando con el tiempo.

Pero es que no es un perfume al uso de lo que estamos hablando. Hablamos de una ayuda real del mundo vegetal a la persona que porta su fragancia personal.

P.: ¿Y qué puede esperar una persona que utilice su fragancia personalizada tal como la explicas?

G.O.: Sueños más lúcidos, mayor capacidad de concentración, alegría, facilidad para superar miedos o para perdonar, son algunos de los regalos que nuestros amigos vegetales tienen para nosotros.

Las personas nos dicen que ahora triunfan donde antes fracasaban, que superan obstáculos que consideraban insalvables con mucha mayor facilidad. La información que nos llega de las personas que ya la están utilizando es muy emocionante.

Y mientras más especies “resentimos”, mayor es nuestro respeto y agradecimiento hacia el mundo vegetal y más aumenta nuestra sorpresa por como funciona este engranaje perfecto de la naturaleza.

P.: ¿Con cuántos aceites trabajas para realizar cada fragancia?

G.O.: Cada fragancia personal, se crea testándola entre más de 100 aceites esenciales y es absolutamente única. Se entrega en base de aceite vegetal y no en base alcohólica, con lo cual, nutre y alimenta al cuerpo en vez de intoxicarlo.

Junto con la fragancia, va un texto con el mensaje que los aceites incluidos en ella, tienen para quien lo va a usar. Es curioso observar como en muchas ocasiones, las lágrimas brotan de los ojos de quienes leen este mensaje.

No hay duda, no hay prejuicios ni nos cuestionamos nada, lo que pide el alma de cada persona es lo que colocamos en el frasco. Las personas que formulamos, solo somos el canal para que la información llegue a su destino, nada más.

P.: ¡Qué curioso!, me encantaría saber alguno de esos mensajes de las plantas para nosotros.

G.O.: Vale, os dejo un mensaje, para que entendáis de qué estamos hablando, ¿qué os parece el del noble Laurel?, allá va:

·         Laurel (Laurus Nobilis)

Poderoso tonificante y dinamizador, nos da una carga extra de energía cuando estamos agotados y necesitamos continuar.

Para los que quieren vivir de la renta del pasado y creen que ya consiguieron su meta, sin saber que la vida es un continuo caminar.

El laurel honra a los que se esforzaron, pero no permite que se relajen demasiado y les susurra que circulen tras un leve descanso.

No se duerman en los laureles, en las victorias pasadas, en las recompensas anteriores, no crean que lo merecen todo por los esfuerzos pretéritos.

Para los que acaban bien sus estudios y piensan que ya llegaron a la meta sin saber que la formación debe ser continua de por vida.

Para los que trabajaron por altos sueldos y ahora no son capaces de adaptarse a las bajadas.  Para los que se sientan a esperar el fruto de aquello a lo que creen que tienen derecho.

Si has sido laureado anteriormente, cuidado con tu orgullo presente.

El Laurel te ayudará a abrir tu mente y te aportará energía para que sigas consiguiendo victorias vitales.

Le haremos caso, “no nos dormiremos en los laureles”, seguiremos investigando, resintiendo plantas y formulando con excelencia para todos los seres humanos. Es nuestro don, es nuestra pasión.

Con todo mi amor Gloria Oñoro

(Compositora de fragancias para el alma)

www.fraganciamia.com

 

 

 

Hay mucha bibliografía sobre lo que los aceites esenciales pueden hacer por nosotros a nivel físico, si son bactericidas, carminativos, antipiréticos,… Pero no existe mucha información acerca de lo que pueden ayudarnos a nivel emocional.

P.: ¿Cómo se te ocurrió emplear los aceites esenciales como forma de trabajo personal?

G.O.: Tal vez, tenemos en mente que para esto ya existen las Flores de Bach y no relacionamos a los aceites esenciales con esta faceta de trabajo personal.

Pero esta creencia es errónea, porque estas sustancias provenientes en la mayoría de los casos de la destilación al vapor de diferentes partes de las plantas, pueden ser una herramienta muy valiosa para el ser humano, tanto a nivel psicológico como emocional.

Definitivamente, las plantas, están aquí para hacer un trabajo energético que ayude al resto de los seres del planeta.

Ningún vegetal crece porque sí y de forma aleatoria o casual. Todas las plantas, nacen de forma natural en donde son necesarias para armonizar algo.

Ni siquiera elegimos de forma casual o por simple predilección las plantas que sembramos en nuestro jardín. Cuando vamos al vivero, de forma inconsciente, seleccionamos aquellos vegetales que podrán ayudarnos silenciosamente a equilibrar nuestras energías.

Quiero decir, que en tu jardín, las rosas, la lavanda, el tomillo o el limonero, no están ahí por casualidad. Los elegiste porque necesitabas lo que ellos tienen para ti y los sembraste donde mejor pueden hacer su tarea.

Con toda esta información, se me ocurrió… ¿y si pudiésemos hacer una fragancia personalizada para cada ser humano en el momento actual?, y ahí comenzó este proyecto que está dando unos resultados geniales.

P.: ¿Pero como puedes realizar una fragancia totalmente personalizada que ayude a la persona si ni siquiera la conoces?

G.O.: Para descubrir el mensaje de cada especie vegetal, hay que hacer una práctica de centrado y conexión a tierra. Parar la mente y activar el corazón. La mente no sirve para este menester, no fue creada para esto y puede ser más bien un estorbo con sus prejuicios.

Las plantas no hablan con palabras, como los animales tampoco lo hacen. Ellas se expresan con emociones y con imágenes a las que tendremos que poner palabras nosotros después,  para que el resto de los humanos pueda entender el mensaje.

A esta práctica, hay quien le llama “re-sentir”, o sea, más que sentir. El nombre es lo de menos, lo más importante es que todas las personas pueden hacerlo, todas tienen lo necesario para poder comunicar con otras especies, pero nadie nos enseñó como se hace.

Con el nombre completo de alguien y su fecha de nacimiento, que constituyen la huella dactilar energética de la persona, se puede crear una formulación de aceites esenciales única para ella.

P.: Pero entonces la persona no puede elegir los aceites que quiere que vayan en su formulación, ¿no?

G.O.: Nunca sabemos a qué va a oler el resultado final, porque no sabemos qué aceites esenciales necesitará ni cuantas gotas de cada uno de ellos entrará en su fórmula personal. Tampoco se mantendrá estable el olor en el tiempo, porque los aceites esenciales son moléculas muy complejas que tienen diferentes velocidades de evaporación, lo cual hará que la fragancia vaya cambiando con el tiempo.

Pero es que no es un perfume al uso de lo que estamos hablando. Hablamos de una ayuda real del mundo vegetal a la persona que porta su fragancia personal.

P.: ¿Y qué puede esperar una persona que utilice su fragancia personalizada tal como la explicas?

G.O.: Sueños más lúcidos, mayor capacidad de concentración, alegría, facilidad para superar miedos o para perdonar, son algunos de los regalos que nuestros amigos vegetales tienen para nosotros.

Las personas nos dicen que ahora triunfan donde antes fracasaban, que superan obstáculos que consideraban insalvables con mucha mayor facilidad. La información que nos llega de las personas que ya la están utilizando es muy emocionante.

Y mientras más especies “resentimos”, mayor es nuestro respeto y agradecimiento hacia el mundo vegetal y más aumenta nuestra sorpresa por como funciona este engranaje perfecto de la naturaleza.

P.: ¿Con cuántos aceites trabajas para realizar cada fragancia?

G.O.: Cada fragancia personal, se crea testándola entre más de 100 aceites esenciales y es absolutamente única. Se entrega en base de aceite vegetal y no en base alcohólica, con lo cual, nutre y alimenta al cuerpo en vez de intoxicarlo.

Junto con la fragancia, va un texto con el mensaje que los aceites incluidos en ella, tienen para quien lo va a usar. Es curioso observar como en muchas ocasiones, las lágrimas brotan de los ojos de quienes leen este mensaje.

No hay duda, no hay prejuicios ni nos cuestionamos nada, lo que pide el alma de cada persona es lo que colocamos en el frasco. Las personas que formulamos, solo somos el canal para que la información llegue a su destino, nada más.

P.: ¡Qué curioso!, me encantaría saber alguno de esos mensajes de las plantas para nosotros.

G.O.: Vale, os dejo un mensaje, para que entendáis de qué estamos hablando, ¿qué os parece el del noble Laurel?, allá va:

·         Laurel (Laurus Nobilis)

Poderoso tonificante y dinamizador, nos da una carga extra de energía cuando estamos agotados y necesitamos continuar.

Para los que quieren vivir de la renta del pasado y creen que ya consiguieron su meta, sin saber que la vida es un continuo caminar.

El laurel honra a los que se esforzaron, pero no permite que se relajen demasiado y les susurra que circulen tras un leve descanso.

No se duerman en los laureles, en las victorias pasadas, en las recompensas anteriores, no crean que lo merecen todo por los esfuerzos pretéritos.

Para los que acaban bien sus estudios y piensan que ya llegaron a la meta sin saber que la formación debe ser continua de por vida.

Para los que trabajaron por altos sueldos y ahora no son capaces de adaptarse a las bajadas.  Para los que se sientan a esperar el fruto de aquello a lo que creen que tienen derecho.

Si has sido laureado anteriormente, cuidado con tu orgullo presente.

El Laurel te ayudará a abrir tu mente y te aportará energía para que sigas consiguiendo victorias vitales.

Le haremos caso, “no nos dormiremos en los laureles”, seguiremos investigando, resintiendo plantas y formulando con excelencia para todos los seres humanos. Es nuestro don, es nuestra pasión.

Con todo mi amor Gloria Oñoro

(Compositora de fragancias para el alma)

www.fraganciamia.com

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.