Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador

El Nacimiento

De ningún modo está de más sugerir que el trauma del nacimiento afecta enormemente a nuestras vidas. El trauma del nacimiento es muy discutido en los textos de Psicología y obras de divulgación sobre comportamiento humano. Mis experiencias con la Terapia Regresiva Integral añaden un único factor significativo a lo que otros ya dijeron acerca del asunto: el trauma del nacimiento está profundamente relacionado con los traumas de vidas pasadas y del periodo que antecede al nacimiento. El factor del comportamiento humano más influido por la experiencia del nacimiento es la capacidad de controlar el estrés.


El nacimiento es la primera experiencia estresante por la cuál pasamos. La madre, generalmente, cree que alumbrar es la más pesada y agotadora experiencia de su vida. Nuestra reacción al estrés, en el transcurrir de nuestras vidas, queda naturalmente relacionada con esa primera y maciza dosis de estrés. Si la madre enfrenta la situación con unas grandes ganas y profundo amor por el niño que está naciendo, y si los médicos, enfermeros y el padre, cuando están presentes, controlan la situación con calma y confianza, el niño tiene la gran oportunidad de utilizar otros atributos positivos cuando se enfrente al estrés en el futuro. Si, por el contrario, la situación del nacimiento es complicada y enfrentada con pánico, el uso de drogas y el rechazo del niño, el estrés será un problema en su vida.

Ningún nacimiento acontece sin dolor o miedo. El infante llega a un mundo poblado por médicos y enfermeras, perfumado con antisépticos, decorado con un blanco agresivo. Por regla general, las personas que participan en una escena de nacimiento creen, honestamente, que el nene no tiene percepción y puede ser despreciado mientras hacen sus trabajos. Para la plantilla del hospital, es un trabajo de rutina; para la madre y el padre, la experiencia puede ser totalmente perturbadora, de manera que ellos se olvidan del niño, es decir, no dan importancia sino al nacimiento. El nuevo mundo le parece al bebé un lugar hostil, donde el dolor es impuesto de forma rutinaria y el miedo fácilmente provocado. Creo que toda persona, al nacer, experimenta algún tipo de trauma. Sería una tarea de los médicos y de los padres limitar al máximo posible el dolor y la ansiedad. Una atención hacia el recién nacido es esencial. Él necesita sentirse acogido, tocado, con seguridad. Con la creciente popularidad del nacimiento por métodos naturales, como el método Leboyer, podemos esperar que el trauma del nacimiento sea gradualmente reducido. El resultado, de aquí a algún tiempo, será una población mucho mejor equipada para soportar todo tipo de estrés.
 
JOAO TALAIER
Sociólogo y Psicoanalista
Fundador y Presidente de la Sociedad Baiana de Terapia Regresiva
Director de la Escuela de Especializaciones en Terapias de Salvador de Bahía (Brasil).
626 831 065 / www.escolaterapias.com.br

 

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.