Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador

Masajes para bebés

La necesidad que el niño requiere en los primeros meses de vida, además de la alimentación, es la de sentirse acariciado, sobre todo por sus padres. De esta forma, se refuerza el vínculo entre padres
y niños.

Desde hace muchos años, los adultos nos aprovechamos de los beneficios terapéuticos del masaje, y ha llegado el tiempo en el cual los niños se beneficien de ellos también, transmitiendo los padres a sus hijos su amor, atención y confianza.

Un masaje es un acto que sucede entre madre/padre y su bebé, es un compartir de sentimientos, es un contacto afectuoso en un momento especial.


Hoy en día, cada vez está tomando más importancia esta práctica en Occidente, siendo  recomenda-dos los masajes en clínicas y hospitales.

Es importante que acariciemos a los niños, sabiendo que los estamos tonificando, estimulando o relajando, iniciando a los padres a masajear zonas concretas del cuerpo del niño y, lo más importan-te, aumentando la comunicación física y emocional entre ellos.

Son ejercicios sencillos, suaves, fáciles y divertidos, que ponen en movimiento la energía interna del niño. Con su práctica regular, el desarrollo físico, motriz y sensitivo del niño se incrementará feliz-mente.

Alegra a tu niño acariciándolo

Hay espacios diseñados para crear habilidades en los padres, y poder aprender y dar un masaje a su hijo; de esta forma, habrá una mayor interacción entre ellos y sus hijos, reforzando sus vínculos.

En este espacio, los padres aprenderán diferentes técnicas de masaje (MASAJE “EFFLEURAGE”, METAMÓRFICO, DE POLARIDAD, Y OTROS), que tonificarán, estimularán o relajarán a los niños, para un mejor desarrollo físico/psíquico, aportándoles seguridad, confianza, bienestar general, crecimiento y aptitudes sociales. Y para que los padres adquieran confianza, sensibilidad, relación padres/hijos y relajación.

Los beneficios a corto o largo plazo serán agradables para niños y padres. Gracias al masaje, los padres ganan confianza al tocar a su hijo, aprendiendo a observar e interpretar las reacciones a este
contacto.

Un masaje puede fortalecer, al mismo tiempo que se acaricia al bebé, los músculos y articulaciones, y ayuda a aliviar síntomas de problemas que se encuentran los padres en su vida diaria en el cuida-do de su hijo, como son: Cólicos del Lactante, Gases, Estreñimiento, Dentición, Piel seca, así como técnicas para calmar los llantos y rabietas.

Lo más importante de un masaje es la comunicación física y emocional que se produce entre ambos, padres e hijos. Masajear a un bebé es fácil de aprender y de llevar a cabo, exige escaso  equipa-miento y sólo se necesita tiempo. Los beneficios inmediatos y futuros del masaje serán grandes para niños y padres.

Es más fácil integrar los masajes en los cuidados cotidianos que se le dan al bebé;después del baño es un buen momento, o cada persona encontrará el suyo.

BENEFICIOS PARA LOS BEBÉS

SEGURIDAD.- Un buen contacto físico entre padres e hijos hace que éstos se sientan amados y valorizados, lo que permite el desenvolvimiento de la autoestima y autoconfianza.

BIEN-ESTAR GENERAL.- El masaje mejora la circulación y el sistema inmunitario, por lo que los niños tocados con amor enferman y lloran menos.

CRECIMIENTO.- Un masaje promueve la autoconsciencia del cuerpo, tonifica los músculos y  flexibi-liza las articulaciones. Son particularmente buenos para bebés prematuros, con bajo peso al nacer y carencias especiales.

APTITUDES SOCIALES.- Tocar a un bebé le enseña a comunicarse, y a sus padres a establecer  rela-ciones inmediatas con él, lo que le facilita la autoestima y la sociabilidad.

BENEFICIOS PARA LOS PADRES

SENSIBILIDAD.- Como un bebé no puede decir lo que le gusta o le incomoda de los masajes, los padres han de observar sus reacciones y, en consecuencia, percibir lo que le gusta o no. Nos habitúa a su lenguaje corporal y a la forma de expresar sus sensaciones.Es un paso al frente para el  conoci-miento del niño ahora y en el futuro.

CONFIANZA.- Los padres que comprenden a sus hijos tienden a sentirse más confiados en su papel. El contacto físico del masaje propicia la comodidad en el manejo del bebé.

RELAJACIÓN.- Los padres que les dan masajes a sus hijos, habitualmente manifiestan que es un proceso agradable y relajante.

RELACIÓN PADRES/HIJOS.- Incrementando la relación entre padres/hijos a través de la comunicación no verbal, con el masaje se desencadenan relaciones bilaterales que continuarán en el futuro. El masaje propicia momentos de intimidad entre ambos.

EFECTOS DEL MASAJE EN LOS NIÑOS

• Mejor desarrollo muscular.

• Ayuda a relajarlos y elimina tensiones.

• Estimula sus funciones de respiración, circulación, digestión,etc.

• Favorece el crecimiento.

• Potencia sus defensas naturales.

• Nos habituamos a su lenguaje corporal y a la forma de expresar sus sensaciones.

• Contribuye a mejorar su capacidad comunicativa y de relación.

• Ríen antes que los niños que no lo han recibido.

• Tienen más capacidad de resistencia al estrés de cualquier tipo.

• Son más atentos y curiosos.

• Aumenta su seguridad.

Con su práctica regular, el desarrollo físico, motriz y sensitivo se incrementa felizmente.

Con el masaje potenciamos:

• El aprendizaje de padres/madres a relajarse.

• El aprendizaje de padres/madres de cómo relajar y/o estimular a sus hijos.

• Habilidades y práctica en los diferentes masajes.

• Desarrollo psicofísico del niño.

Masajear a un bebé es facil de aprender y de realizar, sólo necesita tiempo. Los beneficios  inmedia-tos o futuros del masaje serán importantes para padres e hijos.

Aurora Palomo Olivós
Enfermera Neonatal
Formación: Reflexología,
Chi-Kung, Terapia Polaridad,
Técnica Metamórfica, Digitopuntura, Reiki

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.