Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
  • Salud
  • Publicado:

Limpieza hepática y de la vesícula biliar

Cálculos biliares en el hígado y vesícula biliar, un grave riesgo para la salud. El hígado necesita estar libre de cualquier obstrucción para mantener, procesar, convertir y distribuir las necesidades de combustible del organismo.

Los cálculos biliares obstructivos pueden mermar la capacidad del hígado para filtrar la sangre y desintoxicar al organismo de sustancias perjudiciales, lo cual puede afectar al delicado equilibrio del cuerpo y dar como resultado un mal funcionamiento de sus sistemas y órganos.

Limpiar el hígado y la vesícula de los cálculos acumulados ayuda a restaurar el equilibrio del cuerpo, equilibrar el peso y preparar al organismo para que se cure por sí mismo.

SÍNTOMAS QUE PUEDEN INDICAR LA PRESENCIA DE CÁLCULOS HEPÁTICO-BILIARES

Impotencia, problemas sexuales, desequilibrios hormonales, problemas urinarios, enfermedades renales, problemas de visión, ojos y piel amarillos, “manchas del hígado” (especialmente en la parte anterior de las manos y cara), cabello graso o pérdida del cabello, exceso de peso, debilitación, escoliosis, cuello rígido, dolores de espalda y hombros, dureza de articulaciones y músculos, extremidades frías, osteoporosis, problemas dentales o de encías, adormecimiento en piernas, trastornos digestivos, cirrosis hepática, colesterol alto, heces de color arcilla, hemorroides, mareos y episodios de desmayos, gota y asma.

Las comidas sin digerir siempre son una causa de congestión, primero en el tracto intestinal y después en la linfa y la sangre. Por tanto, deben transcurrir por los menos 3 horas entre la última comida y la hora de acostarse, y debe evitarse picar entre horas.

LIMPIEZA HEPÁTICA

Para eliminar los cálculos, se necesita:

• Pomalic (cápsulas de ácido málico).

• Epsolina (Sales de Epson).

• Aceite puro de oliva de la primera presión en frío.

• Zumo de pomelo (preferiblemente rosa).

• Dos frascos de medio litro de capacidad, uno de ellos con tapa.

PREPARACIÓN Y RECOMENDACIONES

Preparación (6 días)

Durante 6 días, tomar 3 cápsulas de Pomalic (ácido málico) 3 veces al día. El ácido málico suaviza los cálculos biliares y facilita su paso por los conductos biliares.

Evitar comer en exceso, tomar alimentos o bebidas frías, omidas de origen animal, lácteos y fritos.

La mejor hora para la limpieza

Los segmentos inicial y final de la limpieza hepática se llevan a cabo durante un fin de semana, que no estemos expuestos al estrés.

Toma de medicamentos

Durante la limpieza hepática, evitar tomar medicamentos o suplementos que no sean necesarios.

Limpiar el colon antes y después de la limpieza hepática.

PROCESO DE LIMPIEZA

Tras los 6 días de preparación, comenzamos la limpieza propiamente dicha siguiendo este horario:

• 18:00 h. Añadir 4 cucharadas soperas de Epsolina a tres vasos de agua filtrada. Con esto tenemos 4 porciones de 3/4 de vaso. Tomar la primera porción ahora.

• 20:00 h. Beber la segunda porción de 3/4 de vaso de Epsolina.

• 21:30 h. Si a esta hora aún no se ha evacuado y no se realizó limpieza de colon dentro de las 24 horas anteriores, aplicar un enema de agua.

• 21:45 h. Exprimir los pomelos y retirar la pulpa. Mezclar 3/4 de vaso de zumo de pomelo con 1/2 vaso de aceite en el frasco con tapa y agitar fuertemente, hasta que la solución se vea acuosa.

• 22:00 h. Tomar la mezcla que hemos preparado, no tardando más de 5 minutos. Acostarse inmediatamente boca arriba con la cabeza a una altura mayor que el abdomen. Permanecer en esta posición, a oscuras, al menos durante 20 minutos.

• A la mañana siguiente: 6:00-6:30 h. Al despertarse, pero no antes de las 6 de la mañana, beber la tercera porción de Epsolina.

• 8:00-8:30 h. Beber la cuarta y última porción de Epsolina. Durante la mañana se tendrán varias deposiciones, con distintos cálculos.

• Al segundo o tercer día después de la limpieza hepática, esnecesario limpiar el colon para asegurar que los cálculos arrojados sean eliminados del intestino grueso. Lo ideal para ello es la hidroterapia de colon, pero también se puede aplicar un enema de café seguido de un enema de agua.

 

Fuente: “Limpieza Hepática y de la Vesícula” de Andreas Moritz

 

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.