Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
Flores de Bach para mujeres adolescentes
  • Salud
  • Publicado:

Flores de Bach para mujeres adolescentes

La adolescencia es un período de cambio. Siempre estamos evolucionando física, mental y emocionalmente a lo largo de nuestras vidas, pero cuando hablamos de la adolescencia conviene resaltar que ésta es un momento en el cual necesitamos definirnos como personas separadas de nuestros padres y madres, para acercarnos más a nuestros pares ya que queremos hacer parte de una nueva tribu.

Cuando somos niños, estamos fusionados con nuestras figuras de apego, nos dejamos guiar y dependemos de ellas. Estamos en el descubrimiento de la vida, en el juego y en un mundo puramente emocional. Vamos creciendo y pasamos por infinidad de transformaciones, pero la diferencia entre estos cambios y los que podemos atravesar en la adolescencia es que en la infancia hay un componente más irracional y emocional, en el cual la figura de apego tiene un rol capital. En cambio en la adolescencia estamos en un momento en el cual cobra gran importancia lo mental, la individualidad y la unicidad.

Metafóricamente hablando, estamos  frente a un acantilado, el vacío mismo de lo desconocido, y no queremos tener más la ayuda y la guía de nuestras figuras de apego porque lo que necesitamos justamente es sentirnos separados y libres. No obstante, internamente, estamos llenos de miedo a lo nuevo, a no ser capaces,  a equivocarnos, a no dar la talla, además de un sin fin más de emociones que  nos desbordan sin que podamos controlarlas.

Consideremos ahora estos cambios de la adolescencia desde una perspectiva femenina. Las mujeres en nuestra sociedad estamos siempre confrontadas con un estereotipo femenino muy restrictivo y restringido. Vemos en revistas y medios audiovisuales  mujeres delgadas, maquilladas y vestidas según unos cánones muy limitados. Las adolescentes, en búsqueda de su propia identidad, tratan de encontrar fuera de ellas lo que “funciona” en este mundo y procuran ceñirse a ello. Se crean grupos de amigas y se definen por una línea que siguen todas como su propia bandera. ¿Pero qué pasa cuando no podemos adaptarnos a esta moda? ¿Qué pasa cuando por más que queramos, ya sea por nuestro físico o por nuestro tipo de personalidad, no entramos en estos cánones impuestos por la sociedad y compartidos por el grupo de amistades que hemos decidido tener? Sufrimos, nos sentimos menos que los demás, nos llenamos de rabia, de rencor, perdemos confianza en nosotras y podemos incluso llegar a detestarnos. La primera esencia de Bach que tenemos que tener en cuenta para poder sobrellevar estos momentos de cambios con organicidad y naturalidad es Walnut. Es absolutamente fundamental, porque nos ayuda a sentirnos estables, a adaptarnos y a no estar ni frágiles ni influenciables en un momento vital tan complicado.

Otras Flores de Bach de mucha ayuda para la mujer adolescente podrían ser:

Wild Oat (Avena Silvestre): Ayudará a definir cuál es el camino vocacional que se quiere tomar.

Crab Apple (Manzano Silvestre): Para los casos en los que no se guste físicamente llegando quizás a sentir asco de ella misma, sea por sobrepeso o delgadez, sea por supuestas imperfecciones físicas.

Beech (Haya): Será de gran ayuda cuando la crítica hacia los demás la invada, cuando se encuentre irritada por la forma de hacer o hablar de sus padres u otras personas.

Impatiens (Impaciencia): Cuando se sienta impaciente porque le sucedan cosas nuevas en su vida, por que se cumplan plazos sobre cuestiones que la atañen o cuando sienta que los demás van demasiado lento.

Cerato (Ceratostigma): Le ayudará cuando le cueste guiarse por su propia intuición, cuando caiga en preguntar constantemente a los demás sus opiniones y se deje guiar finalmente por éstas sin hacer caso a su propia voluntad.

Chicory (Achicoria): Cuando se sienta poco querida y dolida por un cierto “abandono” de la parte de sus amigos y amigas, y cuando se sienta desplazada y celosa.

Chestnut Bud (Brote de castaño): Para aquélla a la que le cuesta aprender de sus errores, para la que trata de cambiar y siempre vuelve a caer en lo mismo. Para cuando le cuesta concentrarse por estar muy dispersa y poco enraizada en su día a día.

Larch (Alerce): Ayudará a la que tiene poca confianza en sí misma, en sus capacidades, y llegue incluso a no osar hacer cosas por miedo a quedar en evidencia, ya que en su cabeza otros y otras pueden hacerlo todo mejor.

Holly (Acebo): Cuando tenga episodios de rabia explosiva con sus padres, amigos y amigas, hermanos y hermanas. Cuando sienta envidia, celos, desconfíe de otros... Para cuando sienta que le pueden “quitar” su lugar.

Water Violet (Violeta de agua): Para cuando se encierra en su mundo y le cuesta mucho la comunicación y el contacto con los otros.

Heather (Brezo): Para los episodios de egocentrismo, en los que cuesta escuchar a los demás y se dramatiza por lo que sucede, sin tener una perspectiva correcta de la realidad.

Scleranthus (Scleranthus): ayudará para todo tipo de desequilibrio en el que se oscile entre dos polos opuestos: emocional (paso de la euforia a la tristeza), hormonal (reglas irregulares), físico (mareos) y también para cuando cuesta mucho decidir entre dos o más cosas, lo cual produce sufrimiento interior.

Agrimony (Agrimonia): Para aquélla que siempre se muestra feliz, alegre y jovial pero que vive interiormente una tortura o una angustia y no quiere entrar en contacto con ella. Éstas chicas, por lo general, tratan de evadirse con salidas, comida, drogas, alcohol, sexo o lo que sea que las aleje de estar solas con ellas mismas.

Rock Water (Agua de roca): Para la adolescente que se autoimpone un modelo que quiere seguir y del cual es prisionera.

Gentian (Genciana): Para cuando se cae en el pesimismo, la negatividad y la duda de que las cosas vayan a funcionar.

Como pueden ver aquí descritas, hay varias esencias florales que podrían ayudar en esta etapa tan importante de la vida, pero es necesario insistir en el hecho de que, siendo el Sistema floral algo completamente dinámico, cada persona y cada caso tendrán que ser supervisados por un especialista que tenga las necesarias capacidades terapéuticas y conocimiento de las sutilezas de las Flores de Bach. De no ser así, si bien las Flores de Bach no entrañan ningún peligro por no tener efectos secundarios, pueden resultar decepcionantemente ineficaces.

Las Flores de Bach son elixires florales naturales completamente inocuos y que pueden ser un complemento a cualquier tratamiento alopático, homeopático y/o natural. Éstas acompañan a la persona en su proceso emocional, desvelando el potencial positivo que se encuentra en cada uno de nosotros y nos ayudan a encontrar un balance interior.

Macarena Vergara
www.floresdebachsevilla.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.