Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
Introducción a la práctica de Chi-Kung

Introducción a la práctica de Chi-Kung

Después de haber comentado diferentes aspectos de la práctica de Chi Kung, comenzamos una serie de artículos dedicados a la práctica concreta de los ejercicios.
Existen miles de ellos, pero todos tienen un denominador común, la coordinación entre el movimiento y la respiración en un estado calmado de la mente.
Consejos para la realización de la práctica

1. Preparación:
• Regular el cuerpo: Recorriéndolo mentalmente, intentamos soltar todas las tensiones innecesarias. Si nos sentimos tensos podemos comenzar desperezándonos para crear espacio y soltar las articulaciones.
• Regular la respiración: Simplemente respirar suave y dulcemente. Es muy importante abandonar todo deseo de control. Recordar que el control solo genera tensión interna.
• Regular la mente: Observar el rostro, soltando toda crispación, así como la tensión de las manos. Tanto uno como otro, están directamente relacionados con la mente, olvidar todo deseo de logro, tan solo sonreír desde el Corazón.

2. Realización del ejercicio:
• Primero: Tomamos conciencia del cuerpo y su función, es decir, prestamos atención a la correcta ejecución de la forma.
• Segundo: Coordinamos movimiento y respiración.
• Tercero: Incluimos la visualización y/o contemplación, es decir, la Mente.
El método Dinámico es el método que sugiero para la realización inicial de los ejercicios.
En este método no es necesario trabajar excesivamente lento, tan solo trabajar con dulzura y de forma confortable, recordando que la suavidad favorece el flujo armónico del Chi (energía).
En cada ejercicio, nos debemos tomar el tiempo necesario para sentir y memorizar la forma, tomando consciencia del movimiento y del cuerpo.
Una vez que la forma está clara en nosotros, coordinamos el movimiento y la respiración; de esta forma entramos en un segundo nivel de la práctica en el que podremos disfrutar del movimiento y de cómo este induce el flujo de energía por el cuerpo. Recordar que el Chi y la Respiración son directamente proporcionales.
Cuando nos sentimos confortables en este segundo nivel, entraremos en el tercero. En este nivel podemos trabajar con los ojos cerrados, o combinarlos abriéndolos cuando deseamos extender nuestra consciencia hacia el exterior y cerrándolos cuando deseamos llevar la atención al proceso interno. De igual forma abrir y cerrar los ojos con suavidad pasando de uno a otro, regula y armoniza las funciones del Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático, es como reconectar con los siclos de luz del amanecer y el atardecer. Es en este nivel en el que pasamos a utilizar la Visualización. Una vez realizado el proceso, no penséis, tan solo contemplar lo que sucede sin juicio y sin pretender atrapar las sensaciones, ni siquiera os cuestionéis si lo que sentís es un producto del ejercicio o de la imaginación; solo abriros y sentir.

3. Finalización:
A la Finalización del ejercicio, es fácil que surjan movimientos espontáneos como consecuencia del flujo del Chi. Si eso es así, tan solo disfrutar. Si los movimientos tienden a hacerse más fuertes o dinámicos, tan solo llevar la mente hacia el Tantien (bajo vientre) y sosegaros. De esta forma estaremos limpiando, desbloqueando, equilibrando y armonizando el flujo de Chi.
Cierre del ejercicio: Una vez finalizado
-Frotar las manos, posarlas en los ojos presionándolos suavemente y masajear la cara con movimientos circulares de dentro hacia fuera.
-Andar activamente.

No cortéis o interrumpáis el ejercicio. Si por alguna causa debes hacerlo, cerrarlo primero, esos instantes marcan una gran diferencia. Los ejercicios de Chi kung no son una gimnasia suave; si cortamos bruscamente nos podemos sentir mal. Si ese es el caso, repetir nuevamente el ejercicio varias veces y calmaros. En ningún caso forcéis la respiración, ese es también un error muy común. Por otro lado, usar ropa cómoda, quitaros el reloj y practicar en lugares abiertos y bien ventilados.

Ejercicio: Levantar el Cielo
Para esta introducción he elegido este ejercicio por ser considerado una de las joyas de la práctica de Chi Kung. Existen diferentes formas de realización, pero he elegido la de shaolin Cosmos por ser la más simple en cuanto a la realización de la forma, de esta manera es más fácil pasar por los diferentes procesos a los que he hecho referencia.
Teniendo en cuenta que todos los meridianos de energía son longitudinales a excepción del Vaso del Cinturón que es trasversal; y que incluso este no tiene puntos propios, sino que son conexiones con los demás. A través del movimiento ascendente y descendente que se realiza en Levantar el Cielo, favorecemos la apertura de todos los canales de energía y activamos su flujo. Por lo tanto, es el ejercicio de base para toda regulación o trabajo específico sobre prevención de patologías etc.

 

1234

Visualización:
1. Enfocar la mirada hacia las palmas.
2. Inspirar buena energía del Cosmos y extenderse hacia el Cielo. Dejar una pequeña pausa sintiendo como nuestro cuerpo y en especial nuestra columna crece hacia el cielo.
3. Espirar observando como la energía recorre todo el cuerpo mientras vamos bajando los brazos.

Eduardo Muñoz
Neurópata y profesor de Chi Kung.

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.