Actividades Biotienda
banner blog del despertador
Descarga El Despertador
La sexualidad natural y el tantra

La sexualidad natural y el tantra

¿Estamos viviendo una sexualidad natural? ¿Fluimos sexualmente desde una inocencia innata, o estamos condicionados por los mensajes recibidos, debido a la mala o nula educación dada por educadores, padres, sociedad, religiones, falsas creencias, experiencias sexuales o sentimentales vividas, y abusos sexuales o relacionales?

La respuesta es que estamos abrumadoramente condicionados o influenciados negativamente a nivel sexual por múltiples factores, que no nos dejan fluir sexualmente a la hora de hacer el amor de una forma natural, y por tanto, no somos libres, pues no expresamos nuestro amor desde la libertad. Ello nos lleva a dolorosas experiencias tanto en el plano sexual como en el sentimental, en el contexto de las relaciones de pareja. Mi opinión desde el punto de vista tántrico es que la mayor parte de la población, consciente o inconscientemente, padece insatisfacción sexual. Ni tan siquiera somos conscientes de lo que es una sexualidad sana, y menos aún de nuestro potencial humano y espiritual.

Nos afecta cómo nos trataron nuestros padres de pequeños a nivel sexual:

·   ¿Escondían tus padres su cuerpo desnudo como si fuese algo sucio o pecaminoso? Si ese es el caso, en ti se crearon fuertes creencias inconscientes de que el cuerpo es sucio, pecado, feo o que debe esconderse por alguna sensata razón.

·    ¿Te impedían tus padres de niño tocarte los genitales? Una represión más, pues no está bien visto ser natural y tocarse esas partes «sucias»...
¿Te dijeron en clases de religión que era pecado tener sexo antes del matrimonio y que había que llegar a este siendo virgen? Tal vez por eso sufriste de insatisfacción sexual hasta una edad adulta…
·    ¿O que lo más elevado y espiritual es el celibato? En ti se creó una separación entre lo sexual y lo espiritual… En Tantra y en otras tradiciones, la sexualidad es sagrada y espiritual.
·    ¿Padeciste tocamientos o violación? Tal vez por eso ahora no sientes placer, algo está cerrado en ti e incluso un profundo miedo o rechazo por el sexo que abusó de ti…
·    ¿Te enamoraste y luego te «abandonaron»? Tal vez te apegaste a esa persona creyendo que tu felicidad depende de personas externas a ti, y ahora te cuesta abrirte y confiar en el sexo contrario…
·    ¿Te maltrató alguna pareja? Esto crea miedo a arriesgarse a entrar en otra relación, y que vuelva a suceder lo mismo.
·    ¿Tus parejas siempre han tenido contigo un sexo rápido e insatisfactorio? ¿Has perdido el interés sexual?
·    ¿Cómo es un acto sexual satisfactorio? La verdad es que no tenemos ni idea, ¡nadie nos ha enseñado! La mayoría de personas cree que es como se ve en las películas de Hollywood, los vídeos porno, o incluso como lo hacen algunos animales, por ejemplo, los perros.

¡Es difícil tener una vida sexual satisfactoria con toda esta “mochila”! ¿Qué podemos hacer desde un punto de vista natural, alternativo y sin medicamentos?  

El Tantra es una ciencia muy antigua donde el sexo es solo una pequeña parte del camino tántrico, no excluyéndolo del camino, sino que lo utiliza para evolucionar.

El Neotantra o Nuevo Tantra es una tendencia contemporánea que utiliza conocimientos tántricos antiguos, junto con los últimos descubrimientos alternativos sobre sexualidad y autoconocimiento, para usarlos como recursos hacia una rápida sanación y evolución de las personas que acuden a él. El enfoque es espiritual y muy transformador. Muy frecuentemente utilizamos la palabra «Tantra» para referirnos a «Neotantra».

Aprender el sexo tántrico significa, primero, desprogramarse de todos los condicionamientos del pasado, lo cual también significa una verdadera educación sexual-espiritual, en la que aprendemos a vivir la sexualidad con más consciencia y amor, sanando así las heridas del pasado. Esto nos lleva a volver a nuestra esencia, a nuestra inocencia sexual y a una satisfacción sexual verdadera, donde el acto sexual es un acto espiritual, donde no existe separación entre lo espiritual y lo mundano. Tantra es  utilizar lo más mundano como por ejemplo, el dinero o el sexo, como herramienta evolutiva de nuestro desarrollo personal, aceptando todo.

En Tantra y Amor Consciente no buscamos el orgasmo sino la plenitud personal, ¡aunque el orgasmo es un buen síntoma! El placer que uno siente puede ser un buen barómetro para saber cómo estamos en relación con nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. El punto de vista tántrico difiere del punto de vista médico convencional en algunos aspectos. Por ejemplo, la medicina considera frecuentemente que un hombre es eyaculador precoz si eyacula antes de 2 minutos después de la penetración. En Tantra decimos que un hombre eyacula prematuramente si lo hace antes de que su pareja alcance el clímax o satisfacción sexual de la mujer, lo cual no significa antes de los 2 minutos sino también al cabo de una hora, pues en Tantra los hombres aprenden a controlar su reflejo eyaculatorio, eyaculando solo cuando ellos lo desean, y no haciéndolo prematuramente por una falta de dominio sobre sí mismo. Estadísticamente, el tiempo medio del coito sexual está en los 5 minutos. ¿Cuántas mujeres pueden llegar a la satisfacción en 5 minutos? Yo diría que un 10%, el 90% restante de las mujeres están insatisfechas. Lo cual no debería ser un consuelo sino una toma de consciencia de que hay algo que se puede mejorar drásticamente, un terreno también donde tenemos mucho que ganar si lo exploramos con consciencia.

En cuanto a la sexualidad femenina, el 90% de las mujeres no experimentan orgasmo con la penetración, con lo cual suelen recurrir al clítoris, renunciando al orgasmo vaginal, mucho mejor que el anterior. ¿Qué nos está pasando?

En Tantra, hombres y mujeres aprenden a respetar, aceptar y conectar con su cuerpo, descubriendo en ellos mismos todo su potencial orgásmico, lo cual los lleva al mismo tiempo, a una expansión de su consciencia.

También ayuda a sanar la relación con la otra polaridad, el sexo contrario. Es muy frecuente ver a mujeres que tienen miedo de los hombres, y viceversa.

Si uno aprende sobre el amor, el sexo y las relaciones a través de un prisma espiritual y de consciencia, los cambios a nivel psicológico son fascinantes. La psique está íntimamente ligada a nuestra energía sexual, y nuestro estado anímico también está muy relacionado con nuestra relación con el sexo opuesto. Esto ya lo dijeron todos los grandes psicólogos de la historia.

En el arte de amar, no solo sexualmente, sino desde el corazón y con consciencia, lo primero es abrir el corazón y ser auténtico. No hay necesidad de aparentar lo que no somos, de fingir orgasmos, ni de engañar a nuestra pareja. El Tantra no es moralista, pero sí hay una ética basada en el amor y la compasión.

Aprender esta ciencia debería de ser asignatura básica en cada colegio del mundo. Esto provocaría un cambio real a nivel planetario. ¿Hay algo más importante que aprender a amar?

Hari Dass
Facilitador de Tantra y Amor Consciente
www.tantrayamorconsciente.com

Actividades en Biotienda

close

¡Participa en nuestras actividades!

Infórmate el primero de nuestras actividades gratuitas, las plazas son limitadas.

Puedes ver nuestra  Política de privacidad y Aviso legal
Puedes darte de baja de nuestros mensajes siempre que quieras.